La vida útil de un neumohangar

La vida útil de un neumohangar

La vida útil de un pneumohangar es de al menos 15 años. Durante este período, el neumohangar cumple plenamente con los estándares establecidos: soporta temperaturas de -60 a +75 °C, tiene una resistencia al viento de hasta 45 m/s y mantiene la estanqueidad de la estructura.
A diferencia de otros materiales utilizados en la construcción de hangares, el PVC reforzado no es susceptible a la corrosión. Por lo tanto, no tiene que preocuparse de que la lluvia, los productos químicos, los aceites y los ácidos lo dañen con el paso del tiempo.
En ausencia de daños mecánicos graves y respetando las normas de servicio, la vida útil tecnológica de un neumohangar no se limita a dos décadas.